Proyecto AI-ON: resolviendo las dudas de los pacientes oncológicos

El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz pone en marcha un sistema de inteligencia artificial para solucionar problemas relacionados con los efectos secundarios de la quimioterapia

Fuente: El plural

EVA LANDÍN Sábado, 27 de noviembre de 2021

Entre los muchos miedos e incertidumbres a los que han de hacer frente las personas diagnosticadas de cáncer están los efectos secundarios de los ciclos de quimioterapia. Tras ser tratados en el Hospital de Día los pacientes vuelven a su domicilio y es allí donde con frecuencia presentan síntomas que les provocan malestar y desazón.


Para responder de forma sencilla y rápida a todas las preguntas que puedan hacerse en este tipo de situaciones, el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid ha puesto en marcha el proyecto ‘AI-ON: Asistencia Inteligente en Oncología’. Se trata de un sistema basado en un modelo de inteligencia artificial que permite prestar atención a los síntomas frecuentes de los pacientes con cáncer.

Para ello utiliza un ‘chatbot’ que está integrado en el Portal del Paciente- aplicación de desarrollo propio- y en la historia clínica del usuario y que funciona de forma autónoma. “El objetivo es mejorar la atención ofrecida al usuario y su experiencia en el proceso de salud vivido, solucionando las dudas que requieren una atención especial para responder de forma más ágil”, afirma la Dra. Cristina Caramés, especialista en Oncología Médica y promotora del proyecto.

La iniciativa es fruto del trabajo de los profesionales de este servicio, que comenzaron estudiando los motivos de consulta más habituales de este tipo de pacientes.

“En una primera fase los oncólogos estandarizamos los diferentes escenarios, para que después el sistema fuera capaz de desarrollar tareas imitando a los humanos, de una manera empática e inmediata”, explica esta médico.

Respuestas inmediatas adaptadas a cada paciente

De este modo, se ha logrado que el ‘chatbot’ proporcione al paciente, en tiempo real y en función de la sintomatología que refiera, “respuestas coherentes, valiosas y basadas en los mejores estándares científicos y de calidad, definidos con anterioridad por los profesionales”, destaca.

Esto permite facilitar al usuario de forma automática la recomendación más adecuada para él, que le proporcione confort y promueva su salud.

El asistente permite responder a muchas situaciones no urgentes sin necesidad de que el paciente tenga que trasladarse al hospital y contribuye a anticiparse y prevenir cuadros de mayor gravedad. “En muchos casos se ofrecen indicaciones de cómo actuar en caso de empeoramiento o nueva sintomatología”, apunta la Dra. Caramés.

De igual modo, si la recomendación del ‘chatbot’ es acudir a Urgencias, el sistema también mejora y agiliza la atención, ya que inicia de forma inmediata el procedimiento de admisión y triaje y alerta al profesional de guardia. “Mientras el paciente llega, el médico puede anticipar la atención y los recursos necesarios”, precisa.

Del mismo modo, si la sugerencia del asistente virtual es adelantar la consulta, el sistema dirige al usuario al recurso necesario para automatizar la gestión de la cita.

En definitiva, ‘AI-ON: Asistencia Inteligente en Oncología’, permite al paciente tener a su disposición una atención personalizada desde donde lo necesite las 24 horas del día, los 365 días del año.

Miles de consultas

Desde su puesta en marcha a principios del mes de julio, la experiencia ha sido muy buena. En estos cinco meses el asistente ha registrado alrededor de 5100 chats. De estos, en el 39% de los casos se hicieron recomendaciones automáticas, en el 23%, se envío consejo enfermero y en el 38% restante se requirió atención urgente, ya sea asistencia presencial en Urgencias o telefónica con el médico.

“Los resultados han sido muy positivos, tanto para los pacientes, en términos de salud y experiencia, como para los facultativos, en materia de eficacia en la gestión”, reconoce la Dra. Caramés.

En lo que respecta a los motivos de consulta, los más frecuentes tuvieron que ver con problemas gastrointestinales. Uno de cada cinco requerimientos estuvo relacionado con el estreñimiento y entre el 14 y el 17 por ciento de los casos con vómitos, dolor, llagas en la boca y diarrea.

El segundo motivo de consulta fueron las lesiones cutáneas (una de cada diez) seguidas, seguidas de la fiebre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.