El hospital del futuro ya es una realidad6 min read

La incorporación de la última tecnología a la medicina está cambiando el concepto de la atención al paciente a todos los niveles

Comodidad, seguridad y confianza. Son conceptos inherentes al ideal de atención médica. Sin embargo, aunque estas características constituyen la base de la relación entre médico y paciente en su acepción más clásica, cobran renovada vigencia en el concepto de hospital del futuro. Es una reflexión sobre la medicina del mañana en la que el trato más humano se combina con lo último en tecnología para llevar la docencia a un nivel inédito.

La persona ha sido, es, y seguirá siendo el centro. Eso es inalterable. Pero a su alrededor cambia la manera de atenderle, la capacidad de diagnosticar, o las técnicas que se aplican a cada dolencia, como grandes campos de actuación. No obstante, más allá de estos ámbitos se abre un abanico de posibilidades que ya están en marcha hoy pero que auguran, gracias a la constante evolución de la tecnología, un futuro aún más apasionante y útil.

Muchas de estas iniciativas parecen casi de ciencia-ficción. Sin embargo, y aunque la tecnología augure un futuro desconocido, actualmente el Grupo Quirónsalud ya aplica en sus hospitales muchas de estas técnicas disruptivas.

Conoce algunas las principales iniciativas que configuran la medicina que viene:

Conoce algunas las principales iniciativas que configuran la medicina que viene:

Portal del pacienteVER MÁS

Tiempo útil en UrgenciasVER MÁS

Guiado por el hospitalVER MÁS

Vídeointerpretación en lenguaje de signosVER MÁS

Ecografías a pie de camaVER MÁS

Geolocalización en quirófanosVER MÁS

Digitalización de los servicios de anatomía patológicaVER MÁS

TeledermatologíaVER MÁS

Telecontrol de anticoagulación pediátricaVER MÁS

Cirugía 4.0VER MÁS

Quirófanos híbridosVER MÁS 

Inteligencia artificial para diagnosticar patologías cardiacasVER MÁS

Inteligencia artificial para corregir desalineaciones de piernasVER MÁS

Una medicina disruptiva

Las ventajas de este nuevo paradigma para el paciente son evidentes, y comienzan incluso antes de acudir a la consulta. Se puede decir, de alguna manera, que la visita médica comienza en casa, en cualquier momento y sin necesidad de «pedir cita». La monitorización de los parámetros vitales es algo cada vez más normalizado: es fácil ver cómo mucha gente porta dispositivos que miden su frecuencia cardíaca o su tensión. Así pues, ¿por qué no aprovechar esas características para agilizar las consultas u ofrecer funcionalidades útiles para el paciente?

Quirónsalud está haciendo énfasis en la transformación digital de sus ámbitos de actuación, lo que se traduce en una experiencia más ágil y práctica para el cliente tanto en el día a día de su enfermedad como en el momento de facilitar al equipo médico su labor.

La comunicación es clave en todo el proceso, y algunas de las iniciativas más destacadas del grupo van encaminadas a optimizar el tiempo de unos y otros. Por ejemplo, a través del Portal del Paciente o de la aplicación para dispositivos móviles, a través de las cuales se han realizado ya más de diez millones de gestiones de forma cómoda y sencilla. Son sistemas que, entre otras cosas, permiten ahorrar tiempo en trámites administrativos, o consultar el historial médico.

Pero más allá de estas funciones, el modelo disruptivo que está aplicando Quirónsalud incide en una práctica médica más personalizada, en la que es posible incluso la tele-asistencia, gracias a los más de 350 servicios asistenciales médico-paciente.

Apuesta por la transformación digital

Algunas especialidades han encontrado en esta posibilidad una excelente herramienta para cuidar al paciente a través de controles a distancia. En los últimos meses dan fe de ello los usuarios del programa pediátrico de seguimiento de anticoagulación oral en el Hospital General de Villalba; o en la dermatología, un campo donde esta tecnología es especialmente útil porque permite incluso llevar a cabo consultas a distancia, a través de internet. Este servicio está en marcha ya en este hospital madrileño, así como en el Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro, ambos integrados en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid.

Pero la apuesta por la digitalización también ha traído soluciones médicas nunca vistas hasta la fecha. El uso de la inteligencia artificial y la big data han permitido crear herramientas para diagnosticar patologías cardíacas por resonancia magnética, usadas en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid; o actuaciones concretas, como la que permitió corregir la desalineación de una pierna a un paciente en el Hospital Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla.

Por supuesto, aunque algunas de estas funcionalidades hallan su utilidad a distancia, pero en el centro hospitalario también se benefician de las nuevas tecnologías desde el mismo momento en el que uno entra a las instalaciones. Por ejemplo, con el guiado por los pasillos de la Fundación Jiménez Díaz a través de la app, con la que el paciente puede evitar pérdidas de tiempo al buscar su consulta asignada.

Tecnología pensada para el paciente

En esta línea se enmarcan otras iniciativas como la posibilidad de «adelantar» información en urgencias, algo que ya es posible en varios centros de la Comunidad de Madrid: los hospitales universitarios Rey Juan Carlos (Móstoles), Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba, y en la Fundación Jiménez Díaz, que también añade a esta opción las ecografías a pie de cama durante el ingreso. También en este hospital funciona ya Svisual, un avance en el plano de la comunicación que permite a las personas con discapacidad auditiva tener a su alcance un servicio de vídeo interpretación que les permite conocer toda la información relativa a sus consultas y su salud con plenas garantías.

Por supuesto, la tecnología también ayuda a dar soluciones a los procedimientos médicos. Por eso, muchas de estas novedades configuran un quirófano que poco o nada tiene que ver con el convencional. Por ejemplo, surge el concepto de quirófano híbrido, que combina las técnicas quirúrgicas con los más modernos sistemas de radiodiagnóstico, lo que incide en procedimientos menos invasivos, más ágiles y que, en general, ayudan a tiempos de recuperación más cortos para el paciente. Estos adelantos ya ayudan al paciente en el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles, el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, el Centro Médico Teknon de Barcelona, y la Fundación Jiménez Díaz, que tiene un bloque quirúrgico con dos quirófanos híbridos y uno comunicado con resonancia magnética intraoperatoria de alto campo, la primera de la sanidad pública en España.

En definitiva, esta incorporación de la última tecnología a la salud crea un nuevo paradigma que cambiará la medicina en el futuro pero que ya, en la actualidad, está haciendo mejor, más cómoda y más sencilla, la vida de las personas

El hospital del futuro ya es una realidad»es un contenido de Marcas ÑTEXTO Gabriel MoralesFOTOS Silvia P. CabezaDISEÑO Y MAQUETACIÓN Jessica AristimuñoCOORDINACIÓN Y EDICIÓN Julián Povedano

Source: El Español con la colaboración de Quironsalud

Judith Chao Andrade

Apasionada del conocimiento, de compartirlo y de aprender de todo lo que me rodea, disfruto aprendiendo y realizando actividades. Actualmente estoy aprendiendo programación pero me fascinan los temas relacionados con los materiales especiales, las cuiriosidades, el humor, los eventos, las redes sociales ... Mi mayor interés podría decir que es no perder nunca la cuiriosidad por lo que si tienes un plan en mente solo proponlo !.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
X
X
X